Elementales del fuego

Seres mágicos vinculados al elemento fuego.

Seres mágicos del elemento fuego

Son regentes del elemento fuego las salamandras, parientes de los lagartos de fuego. Estas criaturas son afines al mediodía, el verano, el oro y la energía proyectiva.

Salamandras

Las salamandras son criaturas que inspiran en todas las demás temor y respeto. Habitan el interior mismo del fuego y son capaces de producirlo y protegerlo. Las leyendas les atribuyen la capacidad de poder sofocar un incendio o la lava arrojada por un volcán en erupción.

De todos los seres elementales, las salamandras son los seres que menos relación mantienen con los humanos, sin embargo, cuando esto llega a producirse, se establecen lazos muy difíciles de romper.

Los seres del fuego son sabios y astutos. Se dice de ellos que brindan claridad al pensamiento y que ayudan a la renovación y al cambio.

Liminiades

Las liminiades, son seres mágicos menos notables que las salamandras aunque poseen algunas características muy interesantes: carecen de cuerpo, son sólo una esfera de luz.

Dragones

Los dragones alados son seres mágicos afines al fuego. Poseen la capacidad de elevarse y son muy temidos por todos los elementales. Sólo una salamandra puede hacerles frente.

Un dragón de buen humor también puede ser bondadoso, pero si se encuentra ofuscado los destrozos que pueden generar, lanzando torrentes de fuego, son importantes.

Dragones Wyvens

Los dragones Wyvens o Wind Runnerson algo inferiores a los dragones comunes. Si están ofendidos, no utilizan el fuego para atacar o defenderse como aquellos sino que con sus garras y aguijones, intentan atacar al enemigo con un veneno en ocasiones mortal.

Basíliscos

Los Basíliscos poseen solo un ojo sin párpado en el medio de la frente. Las leyendas dicen que el basílisco nace de algunos huevos de gallina que carecen de yema, o cuando se trata de gallinas muy viejas o gallos colorados. De éstos huevos, nace un gusano color rojo que busca guarida debajo de una casa y se esconde hasta transformarse en basílico.

Si alguien mirara al basílisco directamente a su único ojo, podría quedar instantáneamente ciego o incluso morir. Temido en los bosques porque su presencia puede marchitar las plantas.

Sólo puede exterminarse un basílico si se coloca frente a él un espejo: de esa manera, se eliminará a sí mismo.

Más sobre Basiliscos



Buscador Esotérico

Búsqueda personalizada
INICIO